Entre hormigas

Cada paso evoca un terremoto. Destruye naturaleza y vida. Se percibe inocente y hasta bondad se le aprecia. Con esos ojos grandes y esa tez seráfica emana ternura. Se mofa de nosotras. Se sienta en el borde de la piedra y nos pone obstáculos solo por diversión. Es solo una niña. La inocencia aparente nos atrae y por eso nos acercamos. Hoy nos acercamos.

El sol estaba en lo más alto. Salimos decenas de nosotras a jugar con ella. En un segundo y sin advertencia o amenaza utilizó uno de sus dedos y nos quitó la vida. Mató a todas y se fue. No pareció importarle.

¿Es divertido? Tu ahí quitando vidas y nosotras aquí, todas juntas, extrañando soñar siempre con un mañana.

 

 

Número de visitas

64

Acerca del autor

Roberto Llaca

Nació en Puebla en 1992. Estudioso de las Humanidades y abogado de profesión, dedica gran parte de su tiempo a la lectura y a la narración. Ha colaborado como reseñista literario en el periódico El Universitario de la UPAEP y también como investigador académico en el área de Ciencias Sociales de posgrados de la misma universidad.

0 comentarios