Aquella luna

¿Recuerdas aquella luna?

¿El cálido invierno,

el frío verano,

y esas sonrisas tan oportunas?

 

Esa luna, gris, solo tuya.

En esta noche bella

esa luna gris, sola mía.

 

Amor, no dejes de verla.

En aquella ruin inmensidad

no dejes que se pierda

en los ojos de alguien más.

 

Déjate brillar por la luna.

Déjame perder la cordura.

Por siempre nuestra luna.

 

 

Número de visitas

99

Acerca del autor

Emma Nolasco

Aunque prefiere las novelas románticas y de ciencia ficción, Emma Nolasco cuenta con una amplia gama de gustos literarios que incluyen autores como Jack London, Gustavo Adolfo Bécquer y Amado Nervo. Fue su padre quien la introdujo en el mundo de la poesía, y considera a la escritura como el mejor camino para dejar fluir sentimientos que de otra forma serían, como ella misma dice, “palabras que se quedan adentro”.

Un comentario

  1. Elena · diciembre 27

    Una excelente escritora, nacida para que las letras expresen la poesía que lleva en su corazón. Hermoso poema, muchas felicidades.